General (r) Fandiño a versión libre por la masacre de San José de Apartadó

La Fiscalía llamó al ex oficial a versión libre por la masacre de cinco adultos y tres niños en San José de Apartadó, Antioquia, en febrero de 2005, en la que estuvieron aliados miembros de la fuerza pública y paramilitares.


Familiares de las víctimas frente a un juzgado de Medellín.

Llevar guías ‘paras’ fue práctica recurrente de la
Brigada XVII en Urabá

Confirman condena contra ‘Comandante 21’ por masacre de San José de
Apartadó
No habrá vencimiento de términos en juicio por masacre de San José de Apartadó
– Confirmados nexos de Auc y miembros de la Brigada XVII en masacre de San José de Apartadó
– ‘HH’ pagó para acusar a las Farc de masacre de San José de Apartado en 2005
Cinco ex ‘paras’ condenados por la masacre de San José de Apartadó

Un fiscal de Derechos Humanos citó  a Héctor Fandiño, ex comandante de la Brigada 17 del Ejército, por su presunta responsabilidad en la masacre de San José de Apartadó, Antioquia, donde el 21 de febrero de 2005 fueron asesinados ochocampesinos, entre ellos tres menores de edad.

Según el capitán Guillermo Armando Gordillo Sánchez en noviembre de 2007 el general (r) Fandiño le pidió ocultar información a los funcionarios judiciales que investigaban la masacre. El capitán dijo que Fandiño le sugirió esconder que el 21 de febrero en San José de Apartadó paramilitares del frente Héroes de Tolová de las Auc y miembros del Ejército estaban patrullando juntos.

Un artículo de El Tiempo de agosto de 2008, revela que Gordillo, condenado a 20 años de prisión por la masacre, le dijo a la Fiscalía: “Apenas llegué a Bogotá lo llamé y me encontré con mi general en un apartamento de la 106 por donde queda la Brigada XIII. Me mostró la declaración de ‘Melaza’ (un paramilitar) y me dijo que lo más probable era que me llamaran a indagatoria o pasara capturado. Eso fue el 6 de noviembre del 2007 a eso de las 3 p.m.”.

Gordillo añadió: ““Me dijo que en ningún momento debía decir que iban guías civiles con armamento ni otro personal diferente de los soldados (…) que ya había declaraciones de dos informantes, de dos guerrilleros, que decían que a esa gente la habían matado las Farc (frente 58). Por eso yo guardé silencio en la indagatoria del 15 de noviembre”. En su declaración Gordillo reiteró en varias oportunidades que fueron los ‘paras’ que asesinaron los campesinos y los niños de la comunidad de paz de San José de Apartadó.

El capitán Gordillo fue el oficial encargado de la operación Fénix, como se bautizó la maniobra militar del 21 de febrero de 2005 en San José de Apartadó.

Cuando El Tiempo reveló las afirmaciones del capitán Gordillo, el general Fandiño le dijo al diario: «Allá (en la Brigada XVII) incurrió alguien en una conducta delictiva. Por ser yo comandante en ese momento y por las imputaciones, injurias y calumnias que me hace un capitán, me abren la investigación preliminar para saber si es verdad o no lo que dice el capitán. Pero no es que me estén inculpando a mí de ser alguno de los autores».

En 1997, los habitantes de San José de Apartadó declararon su pueblo “Comunidad de Paz”, un espacio neutral a la guerrilla, los paramilitares, el Ejército y la Policía, decisión que le costó a la comunidad campesina señalamientos con todos los actores del conflicto.

Las condenas por la masacre
En marzo de 2010, un juez de Medellín condenó a 20 años de prisión al capitán del Ejército Guillermo Gordillo. Además, tres ex autodefensas del Bloque Héroes de Tolová, Joel Vargas, José Cano y José Luis Salgado, se sometieron a sentencia anticipada y confesaron su participación en el crimen.

La justicia condenó a seis ex ‘paras’ por la masacre a penas entre seis y 40 años de cárcel: Uber Darío Yáñez Cadavías, Bionor Vargas Flórez, Eulises Burgos, Jorge Luis Salgado David, Esaut José Feria Martínez y a José Joel Vargas Flórez.

Además, la justicia está estableciendo cuál fue la participación en la masacre de 10 militares de la Brigada XVII: el coronel Orlando Espinoza Beltrán, el mayor José Fernando Castaño López, el teniente Alejandro Jaramillo Giraldo, el sargento Ángel María Padilla Petro, el cabo primero Sabaraín Cruz Reina, el subteniente Jorge Humberto Milanés Vega, el sargento Henry Agudelo Guasmayan Ortega, el cabo tercero Ricardo Bastidas Candia, el subteniente Edgar García Estupiñan y el sargento Darío Brango Agamez.

El 21 de junio pasado, la Fiscalía capturó nueve ex paramilitares en un operativo en Montería, Sincelejo y Riohacha para que rindan indagatoria por la masacre. El 26 de junio Hebert Veloza García, alias ‘HH’,aceptó desde Estados Unidos varios crímenes perpetrados en 2001 en la Comunidad de Paz de San José de Apartadó.