Denuncian amenazas contra líder indígena de Huila

Autoridades indígenas hacen un llamado de alerta por la “persecución” un grupo armado ilegal ha hecho contra una mayora del pueblo Nasa. Señalan a Los Rastrojos como presuntos responsables.


Los Rastrojos son una banda criminal (Bacrim), que ha ocupado terrenos que quedaron libres tras la desmovilización de las Auc entre 2004 y 2006. Foto: Semana.
      

Según la Asociación deAutoridades Tradicionales del Consejo Regional Indígena del Huila (Chiru), desde el pasado viernes 8 de marzo, la mayora y rectora de una institución educativa, María Beatriz Vivas Yacuechime,  ha sido objeto de hostigamientos, persecución y amenazas, presuntamente por parte de miembros del grupo armado ilegal Los Rastrojos, situación que ponen en riesgo inminente la vida.

En un comunicado, la Chiru pidió que “las autoridades competentes realicen las investigaciones pertinentes para que  se individualice y se judicialicen a los responsables de estos hechos ocurridos contra nuestra líder indígena”.

¿Quiénes son Los Rastrojos?*
Los Rastrojos nacieron de la poderosa organización del narcotráfico del
Norte del Valle, y se convirtieron en una de las organizaciones criminales
trasnacionales más poderosas. Sin embargo, han sufrido fuertes golpes con la
captura o entrega de sus principales líderes.

A partir de 2006, Los Rastrojos dejaron su tradicional centro de
operaciones de la costa Pacífica, y comenzaron a operar en más de un tercio de
los 32 departamentos de Colombia, llegando a ser posiblemente el grupo criminal
más poderoso del país en 2008. Sin embargo, la posición del grupo ha caído
desde entonces, con una creciente división entre dos facciones rivales, y con
la caída de tres de sus principales líderes. Javier Calle Serna, alias ‘Comba’, fue entregado a los Estados Unidos en mayo de 2012, y Diego
Pérez Henao, alias ‘Diego Rastrojo’, fue capturado el mes siguiente.
En octubre de 2012, el hermano de Comba, Luis Enrique, también se entregó a las
autoridades, dejando al grupo sin un líder claro.

El grupo se dedica principalmente a la exportación de cocaína hacia
mercados internacionales, así como a la extorsión, a la minería de oro, y al
secuestro a nivel local. Los Rastrojos mueven las drogas principalmente por la
costa pacífica hacia Centroamérica y México, donde la venden a los traficantes
de drogas mexicanos, que luego la llevan a los Estados Unidos. También tienen
el control de una de las principales rutas de contrabando hacia Venezuela, que
es un puente para la cocaína que se mueve hacia Europa y hacia el norte, a los
Estados Unidos, en avión o en lanchas rápidas.

* Información tomada de In SightCrime. Para conocer más sobre Los Rastrojos haga clic aquí.