Se entregó ex gobernador de Casanare William Pérez por parapolítica

El ex gobernador de Casanare, William Pérez Espinel, contra quien se había impuesto una orden de captura por sus supuestos vínculos con grupos paramilitares, se entregó a las autoridades en el búnker de la Fiscalía en Bogotá.

La Unidad de la Fiscalía Delegada ante la Corte Suprema había expedido una orden de detención en mayo de 2008 contra el ex gobernador Pérez tras encontrar algunas pruebas que lo comprometían con el delito de concierto para delinquir agravado bajo el cargo de crear, apoyar o financiar grupos armados ilegales.

De acuerdo con la Fiscalía, existen suficientes pruebas que comprobarían que William Pérez tuvo vínculos con el prófugo ex líder de las Autodefensas Campesinas del Casanare (ACC), alias Martín Llanos’, incluso en temas relacionados con la desviación de recursos del presupuesto de Casanare para los paramilitares.  

Aparentemente, el 23 de agosto de 2000, Martín Llanos convocó a una reunión a todos los candidatos que aspiraban a gobernación y alcaldías. Allí, según consta en un documento revelado por la prensa hace algunas semanas, el jefe paramilitar y los políticos hicieron un pacto en el que éstos últimos, de salir elegidos, le entregarían a Llanos las tres secretarías con más recursos, y un 50 por ciento de la contratación.

Ante esta presión, varios candidatos a la gobernación prefirieron renunciar, entre ellos, el médico Miguel Ángel Pérez, quien tenía una alta favorabilidad. En octubre de ese año salió elegido gobernador William Pérez, y aunque no hay pruebas de que haya firmado el pacto con el paramilitar Martín Llanos, sí hay suficientes indicios sobre la influencia del paramilitar en las decisiones de su gobernación, especialmente en lo relativo a los grandes contratos.

El baño de sangre no se hizo esperar. Una semana antes de que Llanos hiciera el pacto con los políticos, William Pérez había firmado otro compromiso, con su otrora mentor Emiro Sossa. Este apoyó su campaña, bajo el compromiso de que Pérez le entregaría tres secretarías, las mismas que Martín Llanos le pidió una semana después. Y como si fuera poco, el 25 por ciento de la contratación (ver facsímil). Este compromiso se volvió incómodo para los paramilitares y por eso a comienzos de 2001 Sossa fue asesinado en su finca.

Según El Tiempo, el ex mandatario además tiene otras dos investigaciones por los delitos de concusión y peculado referentes a la apropiación de 200 mil millones de pesos.

Pérez Espinel, gobernador de Casanare entre 2001 y 2003, llegó a las instalaciones de la Fiscalía, ubicadas al occidente de Bogotá, a las 9:30 de la mañana.  

La entrega de Pérez Espinel se da días después de terminada una sesión de audiencias para el proceso que se adelanta en contra de seis alcaldes de Casanare por sus supuestos vínculos con el jefe paramilitar Martín Llanos.  

 

Las Autodefensas Campesinas del Casananare se constituyeron a finales de los años 70 al mando de Héctor Buitrago y luego bajo el mando de sus hijos ‘Martín Llanos‘ y ‘Caballo’. Inicialmente fue un grupo contrainsurgente pero progresivamente se fue involucrando en actividades de narcotráfico y captura de rentas públicas del Estado.

 

 

Con la creación de las AUC, las ACC se distanciaron de esta federación e intentaron realizar un proceso de negociación independiente con el gobierno Uribe que se ve truncado por la persecución realizada por el Bloque Centauros y el Bloque Vencedores de Arauca durante los años 2000, 2004 y 2005. En esta disputa las ACC son casi aniquiladas y decidieron no desmovilizarse.

 

Con información de: El Tiempo