Ocho ex ‘paras’ más del Bloque Calima iniciaron versiones libres

Estos ex paramilitares fueron capturados y condenados por la masacre de El Naya. Iniciaron su proceso en Justicia y Paz a raíz de su postulación a mediados de este año.

El pasado lunes 20 de diciembre, durante una audiencia conjunta, la Fiscalía 18 de Justicia y Paz realizó la primera sesión de versión libre de César Tulio Gutiérrez Raigoza, alias ‘Juan’; Édison Duarte Londoño, alias ‘Wilmer’; Félix Anselmo Jiménez, alias ‘Pérez’; Francisco Manuel Jiménez Hernández, alias ‘Venado’; Hamilton Martínez González, alias ‘Dany’; Jhon Jairo Echeverry, alias ‘Vendaval’; Óscar Fernando Niño Naranjo, alias ‘Cabecetoro’, y Alonso Giraldo Úsuga, alias ‘Juan’.
 
En su primera aparición ante el sistema de Justicia y Paz, los postulados no enuncian hechos o crímenes, sino que deben responder un cuestionario protocolario, en el que tienen que contar cómo fue su vinculación al bloque, cuál fue el origen del grupo, cómo fue el proceso de desmovilización, contar si conocieron nexos de empresarios, militares y políticos con el grupo, y juran cumplir con los requisitos de la Ley de Justicia y Paz.

Sobre los vínculos de terceras personas con el grupo paramilitar, estos postulados dijeron que desconocen si los hubo o no, porque permanecían en el monte y no tuvieron acceso a esa información.

Esta fue la sexta versión libre colectiva que se ha realizado del Bloque Calima. Entre el 29 de noviembre y el 3 de diciembre de este año, la Fiscalía 18 de Justicia y Paz inició las audiencias de 36 paramilitares que también participaron y fueron condenados por la masacre de El Naya. (Ver artículo: Inician versiones libres colectivas del Bloque Calima)

Con este tipo de jornadas y en posteriores versiones ante los sobrevivientes de la masacre, la Fiscalía planea esclarecer cómo fueron los hechos en los que durante cuatro días, más de cien paramilitares asesinaron, desaparecieron y desplazaron a un número de víctimas que a día de hoy no se conoce con certeza. (Ver espcial multimedia: Los cuatro dás que estremecieron a El Naya)

La masacre ocurrió entre el 10 y el 13 de abril de 2001, tiempo en el que más de 100 hombres del Bloque Calima azotaron las 17 veredas de la región de El Naya, entre los límites de los departamentos de Cauca y Valle.

Los registros de la época señalaban que 27 personas fueron asesinadas en esa incursión paramilitar, pero varios testigos aseguran que la cifra de muertos podría ser superior a 100 porque los paramilitares arrojaron a varias víctimas por los barrancos.

El 26 de abril de ese año la Infantería de Marina capturó a 73 paramilitares en Puerto Merizalde, y en febrero de 2005, 70 de ellos fueron condenados a 40 años de cárcel por los delitos de homicidio múltiple, desplazamiento forzado y concierto para delinquir.

La gran mayoría de los paramilitares del Bloque Calima que fueron capturados por las autoridades quedaron por fuera del proceso de Justicia y Paz porque alias ‘HH’, el jefe y representante del grupo durante la desmovilización, no los postuló ante el Gobierno Nacional.

Por esta razón, la Fiscalía de Justicia y Paz no podía recibir el testimonio de un gran número de hombres que participaron en esta masacre, pero a raíz de su postulación individual por medio del decreto 4719 de diciembre de 2008, más de 100 ex ‘paras’ fueron aceptados en el proceso de justicia transicional a mediados de este año y han empezado a confesar sus crímenes.

Estos son los postulados que participaron en la masacre de El Naya e iniciaron su proceso en Justicia y Paz:

César Tulio Gutiérrez Raigoza, alias ‘Juan’
Este ex paramilitar contó que ingresó por voluntad propia al Bloque Calima entre octubre y noviembre de 2000, por medio de un amigo que lo puso en contacto con uno de los jefes de este grupo en la región de Tuluá.
 
Inicialmente estuvo en el Valle, en las zonas rurales de Tuluá, Calima-Darién y Trujillo. Luego fue trasladado al departamento de Cauca, donde patrulló en San Miguel, Suárez y Paloblanco. Antes de ingresar a la región de El Naya estuvo de nuevo en el Valle.

Édison Duarte Londoño, alias ‘Wilmer’
Ingresó al Bloque Calima a principio de febrero de 2001 en Pardo Alto, Tuluá, Valle. Fue traslado a Cauca y patrulló por las zonas rurales de El Toro, Mazamorrero, Munchique, San Gregorio, La pedregosa, Plan de Morales y Bellavista.

Entró al grupo paramilitar por medio de un amigo y fue reclutado por alias ‘Panelo’.

Félix Anselmo Jiménez, alias ‘Pérez’
Llegó a Tuluá desde Necoclí, Antioquia, junto con dos personas más para vincularse con el Bloque Calima a principios de marzo de 2001. Estuvo entre La Sonora, Cristales y Venecia en el Valle, hasta que fue enviado a Munchique en abril de ese año para participar en la masacre de El Naya.

Francisco Manuel Jiménez Hernández, alias ‘Venado’
Este ex paramilitar ingreso a los grupos paramilitares en 1987 en Urabá. Hizo parte de los hombres que los hermanos Castaño enviaron a Meta para conformar el Bloque Centauros que desde finales de la década de los 90 delinquió en los Llanos Orientales.

Cuenta que llegó al Bloque Calima el 5 de abril de 2001 porque Elkin Casarrubia Posada, alias ‘El Cura’, lo llamó para que lo acompañara en la masacre de El Naya.

A mediados de este año fue postulado a Justicia y Paz como miembro del Bloque Calima, porque fue capturado tras la masacre del Alto Naya, aunque en la mayor parte de su vida como paramilitar delinquió en Urabá y los Llanos. Sobre esos temas declarará en futuras audiencias ante las correspondientes fiscalías de Justicia y Paz.

Hamilton Martínez González, alias ‘Dany’
Durante las fiestas decembrinas de Caicedonia en 2000, conoció a un paramilitar que lo convenció para que ingresara al Bloque Calima. En enero de 2001 llegó a Sevilla y fue enviado a la zona rural de Cristales.

Antes de participar en la masacre de El Naya patrulló en las regiones rurales de Caicedonia, Sevilla, Trujillo yTuluá, hasta el día en que dos grupos paramilitares fueron enviados en camiones a Munchique, Cauca.

Jhon Jairo Echeverry, alias ‘Vendaval’
Cuenta que por iniciativa propia averiguó en dónde se encontraba el jefe militar del Bloque Calima, alias ‘El Cura’, para pedirle que lo reclutara. Así es como llegó a Timba (Cauca) en febrero de 2001 y se incorporó a este grupo paramilitar.

Inicialmente estuvo como patrullero en Mazamorrero y fue escolta del jefe paramilitar alias ‘Chilapo’ hasta la masacre de El Naya.

Óscar Fernando Niño Naranjo, alias ‘Cabecetoro’
Entró al grupo paramilitar por medio de un amigo en marzo de 2001. Inicialmente estuvo en Venecia, Valle, y fue enviado a Munchique y Bellavista para participar en la masacre de El Naya.

Alonso Giraldo Úsuga, alias ‘Juan’
Desde su ingresó a las AUC en diciembre de 2000 en Turbó, Antioquia, fue enviado al Valle por el jefe alias ‘Megateo’. Llegó a Pardo Alto, Tuluá, con ocho ‘paras’ más y a los pocos días lo trasladan para Cauca.

Aunque patrulló por diferentes parte del departamento caucano, sólo recuerda el nombre de El Toro como uno de los lugares en los que estuvo con el Bloque Calima.