Fabio Ochoa ofrece a la DEA conexión paras y narcos (El Tiempo)

Fabio Ochoa, alias ‘Carlos Mario’, uno de los capos más buscados y quien está preso en Estados Unidos desde el 22 de enero, ha ofrecido información sobre los nexos del ex paramilitar Salvatore Mancuso con políticos.

Fuentes federales le confirmaron a EL TIEMPO que el capo decidió sellar un acuerdo con la DEA, agencia antidrogas, que ofrecía 5 millones de dólares por la ubicación de Mancuso y que venía golpeando su imperio criminal y financiero desde mediados del 2007.

En ese año, cerca de 50 compañías y 64 personas -entre ellas importantes empresarios colombianos- ingresaron a la llamada ‘Lista Clinton’ acusados de pertenecer a su extensa red criminal que se extiende por toda Colombia, Belice, Ecuador, Guatemala, Honduras, Jamaica, México y Panamá. Pero más allá de su fortuna y testaferros, E.U. está interesado en la información que Ochoa Vasco, alias ‘Carlos Mario’, está ofreciendo desde agosto del 2008.

Políticos y campañas

Los abogados de Fabio Ochoa le hicieron saber a la DEA y al ICE que el mafioso -ex lugarteniente de Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’, y del propio Pablo Escobar Gaviria- tenía información sobre un coctel criminal que ha empezado a interesarle al Tío Sam desde la extradición de 14 ex jefes paramilitares en mayo del 2008: los nexos del narcotráfico, el paramilitarismo y la política colombiana.

Ochoa Vasco asegura que, a través de ‘Berna’ y de otros miembros del grupo Perseguidos por Pablo Escobar (Pepes), se empezó a acercar a varios jefes de las Auc, entre ellos a Salvatore Mancuso.

Dice, incluso, que Mancuso le ofreció ‘colarlo’ en la negociación de paz con el gobierno Uribe -tal como pasó con el narco Juan Carlos Sierra, ‘el Tuso’-, en agradecimiento a los contactos que le hizo con carteles de México, en especial con el de Juárez.

Asegura tener pruebas de actividades de narcotráfico de Mancuso; Rodrigo Tovar, ‘Jorge 40‘, y Edwar Cobo, ‘Diego Vecino‘, mientras estuvieron en Santa fe de Ralito”, dice un investigador.

Aún no se sabe si esta información afecte la situación de los ex ‘paras’ dentro de los procesos de ‘Justicia y Paz’. En todo caso, Ochoa Vasco dice que también tiene nombres de testaferros de esos tres ex paramilitares, que hoy posan de empresarios en los departamentos de Córdoba, Sucre y Cesar.

Y ha ofrecido ir más allá. Manifiesta conocer nombres de políticos que hicieron alianzas con Mancuso y dice tener cómo probar que le pidieron 350 millones como aportes a campañas políticas.

Algunos de estos datos ya los había anunciado en una entrevista con la revista Semana, en julio del 2007.

Vía Centroamérica

Aún no se sabe qué le ofreció E.U. al capo a cambio de su información. Lo único que se pudo verificar es que su ingreso a la Florida lo hizo a través de un país centroamericano, en el que estaba viviendo desde mediados del año pasado.

Y que desde el miércoles, a las 11:49 de lamañana, se dio aviso de que ya estaba bajo custodia del gobierno de E.U. y, por tanto, cesaba de inmediato la orden internacional de arresto.

Aún quedan por capturar Daniel, ‘El Loco’, Barrera; Carlos Alberto Rentería, alias ‘Beto’; y Néstor Chaparro. Al parecer, dos de ellos se refugian en Argentina por donde ya han pasado miembros de la ‘Oficina de Envigado’ y de la organización de alias ‘Macaco‘.

Ochoa Vasco asegura que Mancuso traficaba en pleno proceso de Paz con el Gobierno. El narco dice tener pruebas de que ‘Jorge 40’ manejaba narcorrutas desde Bolívar hacia E.U.

Heredero del cartel de Medellín y de ‘Don Berna’

Fabio Ochoa Vasco, ‘Kiko’ o ‘Carlos Mario’, nació el 20 de noviembre de 1960 en Medellín y está involucrado con el narcotrafico desde 1981.

En 1983 pagó una condena de dos años en Estados Unidos por ingresar 10 kilos de marihuana. Cinco años más tarde volvió a Colombia y trabajó con los Moncada y los Galeano, familias ligadas al cartel de Medellín, y se hizo aliado de Diego Fernando Murillo, alias ‘Don Berna‘, y de Salvatore Mancuso.

También trabajó con Pablo Escobar, pero en 1992 terminó como miembro de los ‘Pepes’, Perseguidos por Pablo Escobar.

Autoridades de E.U. lo acusan de haber enviado entre seis y ocho toneladas de cocaína por mes a ese país. En Septiembre del 2004 fue acusado en el Distrito Meridional de la Florida de lavado de activos y narcotráfico.

También es cercano a los carteles mexicanos.

Por la Unidad Investigativa El Tiempo.