“No favorecí a paramilitares”: Victoria Eugenia Restrepo Uribe

La ex coordinadora del Programa Presidencial contra Cultivos Ilícitos, quien fue señalada de favorecer al Bloque Elmer Cárdenas, rompió su silencio y contó su versión de los hechos.


 
Victoria Eugenia Restrepo Uribe, excoordinadora del PCI hasta junio de 2010.

Luego de una larga conversación con periodistas de VerdadAbierta.com, Victoria Eugenia Restrepo Uribe, quien se desempeñó como Coordinadora Nacional del Programa contra Cultivos Ilícitos (PCI) durante la administración del presidente Álvaro Uribe, se defiende de los señalamientos que en los últimos tres años han hecho varios medios de comunicación sobre el posible favorecimiento que hizo desde su despacho oficial al Bloque Élmer Cárdenas (Bec), de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc).

La exfuncionaria asegura que nada tuvo que ver con éste, ni ningún grupo paramilitar; califica las acusaciones de infundadas, puesto que lo que buscaba era  la reintegración a la vida civil de los integrantes del Bec y, según dice, jamás conoció a éstos mientras estuvieron en la guerra, sino como desmovilizados bajo los acuerdos de las Auc con el Gobierno Nacional; además, explica que los señalamientos en su contra se debieron al interés personal de un alto oficial de la Policía Nacional por desprestigiar su trabajo.

VerdadAbierta.com realizó una detallada investigación para desentrañar cómo las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu) erigieron su poder en esa región de Antioquia con una sofisticada estructura política y económica que siguió andando después de la desmovilización del Bec, en agosto de 2006.

En ese trabajo, cuyos hallazgos se incluyeron en un artículo titulado La telaraña de los ‘paras’ en Urabá y publicado el 14 de junio de 2011, aseguró que Restrepo Uribe se reunió en diciembre de 2005 con Fredy Rendón Herrera, alias ‘El Alemán’ antes de que se desmovilizara e hizo un intenso lobby ante diversas agencias del Estado, entre ellas Incuagro, a favor de ex paramilitares del Bloque Elmer Cárdenas de las Auc.

En la investigación se citó además un artículo de la revista Cambio titulado «Contactos de Juan Felipe Sierra llegan hasta la Presidencia» y publicado en su edición 791 del 28 de agosto de 2008, en el que también cuestionaban los vínculos de Restrepo con empresarios, funcionarios y oficiales de la Policía cercanos a Daniel Rendón Herrera, alias ‘Don Mario’, creador de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia; denuncian que ella tuvo problemas con la Policía Antinarcóticos y sugieren que ella favoreció a una asociación campesina liderada por un hermano de alias ‘El Alemán’.

Después de mucho pensarlo porque quería evitar reabrir la polémica, y aunque han pasado varios meses desde estas publicaciones, Restrepo resolvió contarle su versión de los hechos a VerdadAbierta.com y explicar cómo su labor siempre fue oficial y cuál fue el incidente que según ella originó un interés por destruir su trabajo.

Restrepo Uribe decidió romper su silencio, pues considerara que todas esas publicaciones le han hecho mucho daño, no solo a nivel profesional, sino personal y familiar.

La reunión con ‘El Alemán’
En el trabajo periodístico de VerdadAbierta.com se hizo referencia a una entrevista que Fredy Rendón Herrera, alias ‘El Alemán’, comandante del Bloque Elmer Cárdenas de las Auc, le había dado en 2009 a VerdadAbierta.com, en la que dijo que se reunió con Victoria Eugenia Restrepo Uribe en zona rural de Necoclí, Antioquia, el 28 de diciembre de 2005.

Restrepo Uribe aclaró que fue a esa reunión, siguiendo instrucciones de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y que nunca antes había visto a Rendón Herrera. “A mí me llegó un correo electrónico el 15 de diciembre de 2005”, recuerda la ex funcionaria. Se trató de un mensaje enviado a Juan García, vocero civil del Bloque Elmer Cárdenas, con copia a ella, en el que se decía que “por instrucciones del Alto Comisionado para la Paz, de manera atenta le informo que la doctora Victoria Restrepo se contactará con ustedes para escucharle los planteamientos de lo que será la gerencia social para Urabá”.

En ese encuentro, los paramilitares le explicaron a Restrepo cómo era el plan que querían implementar en la región después de su desmovilización. “El primer argumento que tenían es que ellos no querían que se les entregara la plata que les daban de auxilio después de la desmovilización para que se la tomaran y la botaran y no hicieran nada”, explica la ex funcionaria. “Lo que querían era desarrollar procesos productivos y apelaron a mi experiencia con el programa de Familias Guardabosques, que estaba en la zona de Urabá”.

La idea era que con los ahorros que generaran los mismos desmovilizados con los aportes del gobierno nacional se pudieran cofinanciar proyectos productivos a través de los cuales se reinsertaran a la vida civil sin mayores traumatismos y contaran con el apoyo de las comunidades.

De esa primera reunión se hizo un acta que le fue enviada al Comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, el 6 de enero de 2006, en la que se le explicaron los términos del encuentro y con algunas propuestas de trabajo para desarrollar con los desmovilizados siguiendo los propósitos planteados por los jefes del Bloque Elmer Cárdenas.

“Una de las primeras ideas que se puso en marcha fue la Gerencia Social para Urabá”, afirma Restrepo Uribe. “Arrancamos con ella y empezamos a buscar proyectos para los ex combatientes una vez se desmovilizaran. Llevamos expertos a la zona para que les hablaran de diversos temas, cacao y reforestación por ejemplo, para que ellos se fueran dando una idea de los proyectos a los que le quisieran apuntar”.

Para darle mayor transparencia al proceso, la ex funcionaria cuenta que invitó a ese proceso a funcionarios de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos y a la Organización de las Naciones Unidas en Colombia, quienes participaron en reuniones sucesivas con los paramilitares del Bloque Elmer Cárdenas para acabar de definir la propuesta de proyectos productivos.

“Se le pidió permiso a Naciones Unidas, en ese momento estaba Sandro Calvani, para que nos acompañaran en todo el proceso de reintegración. Ellos aceptaron y siempre hubo gente de Naciones Unidas en las reuniones. ¿Sabe por qué lo hice? Porque me daba mucho susto que nadie me creyera que estábamos haciendo las cosas bien”.

Incluso, dice Restrepo Uribe, Naciones Unidas le ayudó a conseguir recursos de cooperación para financiar algunos proyectos y además abrió una oficina en el municipio de Necoclí para manejar el tema con los desmovilizados. Desde allí se dirigieron dos  proyectos. Uno que se conoció como Familias Guardagolfos, una propuesta de los mismos desmovilizados para cuidar el Golfo de Urabá, y otro de ecoturismo, en el cual participaban comunidades ribereñas que no tenían nada que ver con los ex paramilitares.

Finalmente, la ex funcionaria afirma que de su programa nunca salieron recursos directos para los reinsertados. “Nosotros pasábamos los dineros a Naciones Unidas, pues se habían convertido en operadores de los proyectos y garantes de este trabajo”.

Hizo lobby en Incuagro
Otro de los temas que abordó VerdadAbierta.com en relación con esta ex funcionaria fue su participación en las juntas de Incuagro, una incubadora de empresas que impulsa proyectos productivos en el país, entre ellos dos empresas caucheras (Caucho San Pedro y Procaucho) y dos reforestadoras (El Indio y La Gironda) asentadas en el Urabá antioqueño en las que tuvo participación activa Jairo Rendón Herrera, alias ‘Germán Monsalve’,  hermano del ex comandante del Bloque Elmer Cárdenas y de alias ‘Don Mario, y el ex gerente del Fondo Ganadero de Córdoba, Benito Osorio Villadiego.

Al respecto, VerdadAbierta.com afirmó que “las actas registradas por la compañía a principios del 2006, se infiere que Restrepo hizo un fuerte lobby para que Incuagro apoyara los proyectos del Urabá”.

Restrepo Uribe cuestiona el sentido de esa afirmación, pues, según ella, la hace ver como si fuera “lobista” del Bloque Elmer Cárdenas. “Yo he repetido esto en infinidad de ocasiones: no conocí ni favorecí paramilitares, conocí desmovilizados, y soy unaconvencida de que todo el mundo en la vida merece una segunda oportunidad. Y si ellos decidieron tener una nueva vida, mi responsabilidad era sacarlos adelante”. Y justamente ese propósito la llevó a Incuagro.

“Estuve desde 2003 hasta diciembre de 2007 en la junta de esa entidad”, afirma y reitera la idea de que no le parecía malo trabajar por los desmovilizados. “Esa era mi responsabilidad y créame que no mucha gente trabaja por ellos con entrega, cariño y convicción. Primero, porque a la gente le daba miedo verse involucrada en ese tema; y segundo, porque le daba pereza. No había mucha gente en el Gobierno que se le midiera a ese trabajo”.

Según cuenta, comenzó a buscar proyectos que ya estaban ejecutándose con el fin de integrar a los desmovilizados. Fue así como llegó a dos procesos de Incuagro: las reforestadoras El Indio y La Gironda. “La idea era que vieran trabajos en desarrollo para que no se desanimaran”, dice Restrepo Uribe. “Confieso que me enamoré de ese proceso y el reto mío era sacar a esos muchachos de la guerra, evitar que reincidieran y mantenerlos en la cultura de la legalidad”.

Piedra de escándalo
Uno de los temas que la ex funcionaria rechazó con más ahínco fue el de sus supuestos nexos con paramilitares liderados por Daniel Rendón Herrera, alias ‘Don Mario’, hermano de alias ‘El Alemán’. VerdadAbierta.com hizo referencia a la publicación realizada por la revista Cambio en su edición N. 791, en la que hubo tres señalamientos en contra de la ex funcionaria: su cercanía con el empresario Juan Felipe Sierra Fernández y el general Marco Antonio Pedreros, sancionados por sus nexos con alias ‘Don Mario’; su aparente oposición a la labor de la Policía Antinarcóticos en algunas áreas de Antioquia donde al parecer hacía presencia alias ‘Don Mario’; y el supuesto otorgamiento de un contrato a Asocomun, una organización liderada por alias ‘Germán Monsalve’.

Las relaciones de Restrepo Uribe con Sierra Fernández y Pedreros fueron establecidas a través de una interceptación telefónica realizada, según Cambio, el 28 de julio de 2008, en desarrollo de una investigación para establecer los nexos de este empresario con la cúpula del grupo armado liderado por alias ‘Don Mario’. Parte del diálogo fue publicado por la revista y en él participan además el alto oficial de la Policía Nacional y el entonces director encargado de fiscalías de Medellín, Guillermo Valencia Cossio, quienes fueron acusados y sancionados por sus nexos con los nuevos paramilitares.

De acuerdo con la revista Cambio, la llamada la hacen desde el celular del general Pedreros, quien le dice a Restrepo Uribe que está almorzando con Sierra Fernández y Valencia Cossio, y aprovecha para proponerle un encuentro en el Bajo Cauca; luego le pasa a Valencia Cossio; y finalmente habla con Sierra Fernández, quien le pregunta: «Vicky, ¿y vos por qué sos amiga de este perro h.p. de Valencia Cossio junior?». Ella responde: “Yo no lo conozco a él, conozco a Ramiro y a Fabio”. De nuevo habla el empresario y le dice: “Ah no, conoces a los importantes, a este perro jamás te lo presentaré”. Ella se ríe y su amigo habla de nuevo: “Vos estás para gente importante… Este no”.

A juicio de la ex funcionaria, la conversación interceptada por las autoridades y publicada por ese medio de información no dice nada. Y explicó que conoce al empresario Felipe Sierra desde niña, pues fueron juntos al mismo colegio; y sobre Valencia Cossio dijo que lo conoció ese día por teléfono.

Agregó que con el general Pedreros trabajaba en el desarrollo del programa Antioquia libre de ilícitos y con él tuvo una interlocución constante, pues el oficial era en ese momento (2008) comandante regional de la Policía Nacional y todos los viernes se reunía con él en el Batallón Rifles de Caucasia para analizar el desarrollo de la erradicación de cultivos de hoja de coca. “Y a Valencia Cossio me lo presentó el general Pedreros ese día por teléfono. Yo no lo conocí personalmente”, dijo.

La publicación del 2008 también contiene una corta entrevista realizada a Restrepo Uribe en la que, citando informes de inteligencia, se le preguntó por su supuesta oposición a “la erradicación de cultivos en la zona de influencia de ‘Don Mario’” y a sus enfrentamientos con oficiales de Antinarcóticos.

Restrepo Uribe dijo que no conocía los tales informes de inteligencia citados por Cambio y admite que tampoco los solicitó en el 2008, cuando la revista habló de su existencia. Lo que sí tiene claro es el origen del escándalo y no duda en señalar que en su contra hubo una campaña de desprestigio por parte de la cúpula de la Policía Antinarcóticos de la época, dirigida por el brigadier general Álvaro Caro Meléndez
 
“Le voy a explicar este episodio. Estábamos ejecutando el programa Antioquia libre de ilícitos en el Bajo Cauca y más o menos el 80 por ciento de toda la fuerza móvil del grupo de erradicación la concentramos en esa zona. Esa tarea nos llevó a Anorí y resulta que varios erradicadores murieron por una mina antipersonal. Fue un episodio muy doloroso. Hubo una reunión con la Policía, con el Ministerio, y decidimos seguir erradicando”.

Más o menos a los 20 días, continúa la ex funcionaria, “entró un infiltrado al campamento de erradicación y desde muy cerca disparó y mató a un capitán de la Policía Antinarcóticos. Al otro día viajamos a Caucasia el general Caro y yo. En el aeropuerto me dijo que iban a retirar la tropa del lugar y a correrla unos 21 kilómetros. Yo me opuse y le dije; me da pena con usted, pero hace unas semanas murieron unos erradicadores y aquí seguimos, hoy muere el capitán y con todo el dolor en el alma quedémonos, no nos vayamos, no nos pueden sacar de aquí”.

En medio de la discusión, Restrepo Uribe le dijo al oficial que valía tanto la vida de los erradicadores como la del capitán y le preguntó: “¿Y por qué el día que murieron los erradicadores no nos fuimos?”. Según ella, la pregunta le molestó a Caro Meléndez y le contestó: “En el tema de estrategia usted no se mete, porque usted no sabe de estrategia, de estrategia sé yo”. Al final, prevaleció la decisión del uniformado y movieron las tropas y el grupo de erradicadores los 21 kilómetros propuestos.

La ex funcionaria narra que para mantener la seguridad en las zonas de erradicación en Anorí le solicitó ayuda al Ejército Nacional, comandado en esa época por el general Fredy Padilla de León. “Llamé al General y le dije que la Policía se iba a ir del lugar; entonces le pedí que no me dejara sola y me enviara tropas para cuidar los erradicadores. Yo no los muevo si usted me garantiza la seguridad, le dije”.

El problema que vino después fue mayúsculo, según relata Restrepo Uribe, pues el tema de fue de conocimiento del Ministro de Defensa y del presidente Uribe, quien citó a la alta oficialidad para tratar el tema, pues estaba muy molesto con el asunto. “La reunión fue muy fuerte, muy dura. Cuando se acabó, el general Naranjo me abordó y me dijo: ‘Viste lo que armaste’. Yo le respondí, lo que armaron ustedes, porque primero, yo no llamé al Presidente, yo pedí ayuda del Ejército, y segundo, ustedes le mienten, porque ustedes sí se retiraron. Caro quedó furioso conmigo”.

Todo la ha llevado a concluir que este episodio le generó el intento de desprestigio que se refleja en la publicación de la revista Cambio. “Yo sé que a partir de esa pelea con Caro hubo una campaña, pero no puedo decir que al interior de la institución porque sería absolutamente injusta, pero que tuvieron la voluntad de desprestigiar mi labor a partir de esa pelea, estoy totalmente segura”.

Finalmente dijo que señalarla de oponerse a la erradicación es una falsedad, pues, tal como lo advierte, “los cultivos ilícitos se redujeron ostensiblemente, y se lo digo con toda la humildad del caso, cuando yo estuve al frente del programa. A mí nadie me puede decir que yo me opuse a eso”.

No sabía quién era ‘Germán Monsalve’
En la extensa investigación de VerdadAbierta.com se hizo una corta referencia a una asociación campesina de Urabá conocida como Asocomun, que era liderada por Jairo de Jesús Rendón Herrera, alias ‘Germán Monsalve’, hermano de Fredy y Daniel.

Para el año 2008, un informe judicial estableció que esa organización llegó a “la región de Tulapa e inició una labor social comunitaria para la erradicación manual de cultivos ilícitos y la generación de alternativas económicas y sociales”. Se la describió como “una asociación de juntas de acción comunal liderada por el Bloque Elmer Cárdenas, por cuya vía se quiso controlar el Proyecto de Familias Guardabosques para la erradicación manual de cultivos ilícitos”. Además, se constató que ‘Germán Monsalve’, su promotor, era “el tercero en la línea de mando de los Rendón Herrera y el encargado de legalizar sus negocios”.

Se dijo también en ese artículo que Asocomun había recibido un contrato del Programa contra Cultivos Ilícitos (PCI) por 467 millones de pesos con el fin de hacer un acompañamiento social al Programa de Familias Guardabosques que se estaba desarrollando en esa región agroindustrial de Antioquia.

Cuenta Restrepo Uribe que conoció a alias ‘Germán Monsalve’ en 2004, cuando ella llegó a la zona con el propósito de potenciar el programa Familias Guardabosques, que ya estaba en ejecución. “A él lo conocí ese año como un líder social de la zona. Yo no sabía que era hermano de ‘El Alemán’. Eso lo supe mucho tiempo después”.

¿Y cómo llegó Asocomun a ese programa? La ex funcionaria afirma que la Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional (Acción Social) invitó a cinco entidades de la región para que hicieran una oferta con el fin de hacer un acompañamiento social al programa de Familias Guardabosques. Una de las invitadas a participar fue una unión temporal ente Asocomun y la Universidad Autónoma de Manizales. Al calificar los términos de referencia exigidos, los técnicos decidieron darle el contrato a esta última.

“Yo no busqué a Asocomun, tampoco participé en la calificación de las propuestas y muchos menos le di un contrato. La invitación la hizo Acción Social, en ese momento dirigido por Luis Alfonso Hoyos (ex embajador de Colombia en la OEA y nombrado director del Sena por el presidente Juan Manuel Santos), y el contrato lo firmó el representante legal de esa unión temporal, el rector de la Universidad, Francisco Cesar Vallejo”, explica Restrepo Uribe.

La ex funcionaria precisa que fue en desarrollo de ese contrato que conoció a alias ‘Germán Monsalve’ y que una vez escuchó rumores sobre su pertenencia a grupos paramilitares del Urabá antioqueño comenzó a preocuparse. Tal inquietud la llevó a enviar tres solicitudes de información a las autoridades en los años 2004, 2005 y 2008. En todas ellas la respuesta fue negativa: “Siempre dijeron que no registraban anotaciones en su contra ni tenían antecedentes de él. Mi tranquilidad es que siempre le pregunté a la Policía”.

“Lo que hice en mi paso por el gobierno nacional durante el gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez fue con amor, entrega, sacrificio y, ante todo, con mucha rectitud. Nadie puede decir que hice las cosas mal hechas”, finaliza Restrepo.

“No favorecí a paramilitares”: Victoria Eugenia Restrepo Uribe

La ex coordinadora del Programa Presidencial contra Cultivos Ilícitos, quien fue señalada de ser cercana a alias ‘Don Mario’, rompió su silencio, contó su versión de los hechos y aclaró algunas informaciones de prensa publicadas en años pasados.

Luego de una larga conversación con periodistas de VerdadAbierta.com, Victoria Eugenia Restrepo Uribe, quien se desempeñó como Coordinadora Nacional del Programa contra Cultivos Ilícitos (PCI) durante la administración del presidente Álvaro Uribe, se defiende de los señalamientos que en los últimos tres años han hecho varios medios de comunicación sobre el posible favorecimiento que hizo desde su despacho oficial al bloque Élmer Cárdenas (Bec), de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc).

La exfuncionaria asegura que nada tuvo que ver con éste, ni ningún grupo paramilitar; califica las acusaciones de infundadas, puesto que lo que buscaba era  la reintegración a la vida civil de los integrantes del Bec y, según dice, jamás conoció a éstos mientras estuvieron en la guerra, sino como desmovilizados bajo los acuerdos de las Auc con el Gobierno Nacional; además, explica que los señalamientos en su contra se debieron al interés personal de un alto oficial de la Policía Nacional por desprestigiar su trabajo.

VerdadAbierta.com realizó una larga investigación para desentrañar cómo las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu) erigieron su poder en esa región de Antioquia con una sofisticada estructura política y económica que siguió andando después de la desmovilización del Bec, en agosto de 2006.

En ese trabajo, cuyos hallazgos se incluyeron en un artículo titulado La telaraña de los ‘paras’ en Urabá y publicado el 14 de junio de 2011, aseguró que Restrepo Uribe se reunió en diciembre de 2005 con Fredy Rendón Herrera, alias ‘El Alemán’ antes de que se desmovilizara e hizo un intenso lobby ante diversas agencias del Estado, entre ellas Incuagro, a favor de exparamilitares del Bloque Elmer Cárdenas de las Auc.

En la investigación se citó además un artículo de la revista Cambio titulado Contactos de Juan Felipe Sierra llegan hasta la Presidencia y publicado en su edición 791 del 28 de agosto de 2008, en el que también se cuestionan los vínculos de Restrepo con empresarios, funcionarios y oficiales de la Policía cercanos a Daniel Rendón Herrera, alias ‘Don Mario’, creador de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia; se advierten problemas con la Policía Antinarcóticos y se sugieren favorecimientos a una asociación campesina liderada por un hermano de alias ‘El Alemán’.

Después de mucho pensarlo porque quería evitar reabrir la polémica, y aunque han pasado varios meses desde estas publicaciones, Restrepo resolvió contarle su versión de los hechos a VerdadAbierta.com y explicar cómo su labor siempre fue oficial y cuál fue el incidente que según ella originó un interés por destruir su trabajo.

Restrepo Uribe decidió romper su silencio tras pensarlo durante muchos meses y considerar que todas esas publicaciones le han hecho mucho daño, no solo a nivel profesional, sino personal y familiar.

La reunión con ‘El Alemán’

En el trabajo periodístico de VerdadAbierta.com se hizo referencia a una entrevista que Fredy Rendón Herrera, alias ‘El Alemán’, comandante del Bloque Elmer Cárdenas de las Auc, le había dado en 2009 a VerdadAbierta.com, en la que dijo que se reunió con  Victoria Eugenia Restrepo Uribe en zona rural de Necoclí, Antioquia, el 28 de diciembre de 2005.

Restrepo Uribe aclaró que fue a esa reunión, siguiendo instrucciones de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y que nunca antes había visto a Rendón Herrera. “A mí me llegó un correo electrónico el 15 de diciembre de 2005”, recuerda la ex funcionaria. Se trató de un mensaje enviado a Juan García, vocero civil del Bloque Elmer Cárdenas, con copia a ella, en el que se decía que “por instrucciones del Alto Comisionado para la Paz, de manera atenta le informo que la doctora Victoria Restrepo se contactará con ustedes para escucharle los planteamientos de lo que será la gerencia socialpara Urabá”.

En ese encuentro, los paramilitares le explicaron a Restrepo cómo era el plan que querían implementar en la región después de su desmovilización. “El primer argumento que tenían es que ellos no querían que se les entregara la plata que les daban de auxilio después de la desmovilización para que se la tomaran y la botaran y no hicieran nada”, explica la ex funcionaria. “Lo que querían era desarrollar procesos productivos y apelaron a mi experiencia con el programa de Familias Guardabosques, que estaba en la zona de Urabá”.

La idea era que con los ahorros que generaran los mismos desmovilizados con los aportes del gobierno nacional se pudieran cofinanciar proyectos productivos a través de los cuales se reinsertaran a la vida civil sin mayores traumatismos y contaran con el apoyo de las comunidades.

De esa primera reunión se hizo un acta que le fue enviada al Comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, el 6 de enero de 2006, en la que se le explicaron los términos del encuentro y con algunas propuestas de trabajo para desarrollar con los desmovilizados siguiendo los propósitos planteados por los jefes del Bloque Elmer Cárdenas.

“Una de las primeras ideas que se puso en marcha fue la Gerencia Social para Urabá”, afirma Restrepo Uribe. “Arrancamos con ella y empezamos a buscar proyectos para los ex combatientes una vez se desmovilizaran. Llevamos expertos a la zona para que les hablaran de diversos temas, cacao y reforestación por ejemplo, para que ellos se fueran dando una idea de los proyectos a los que le quisieran apuntar”.

Para darle mayor transparencia al proceso, la ex funcionaria cuenta que invitó a ese proceso a funcionarios de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos y a la Organización de las Naciones Unidas en Colombia, quienes participaron en reuniones sucesivas con los paramilitares del Bloque Elmer Cárdenas para acabar de definir la propuesta de proyectos productivos.

“Se le pidió permiso a Naciones Unidas, en ese momento estaba Sandro Calvani, para que nos acompañaran en todo el proceso de reintegración. Ellos aceptaron y siempre hubo gente de Naciones Unidas en las reuniones. ¿Sabe por qué lo hice? Porque me daba mucho susto que nadie me creyera que estábamos haciendo las cosas bien”.

Incluso, dice Restrepo Uribe, Naciones Unidas le ayudó a conseguir recursos de cooperación para financiar algunos proyectos e incluso, abrió una oficina en el municipio de Necoclí para manejar el tema con los desmovilizados. Desde allí se dirigieron dos  proyectos. Uno que se conoció como Familias Guardagolfos, una propuesta de los mismos desmovilizados para cuidar el Golfo de Urabá, y otro de ecoturismo, en el cual participaban comunidades ribereñas que no tenían nada que ver con los ex paramilitares.

Finalmente, la exfuncionaria afirma que de su programa nunca salieron recursos directos para los reinsertados. “Nosotros pasábamos los dineros a Naciones Unidas, pues se habían convertido en operadores de los proyectos y garantes de este trabajo”.

Hizo lobby en Incuagro

Otro de los temas que abordó VerdadAbierta.com en relación con esta ex funcionaria fue su participación en las juntas de Incuagro, una incubadora de empresas que impulsa proyectos productivos en el país, entre ellos dos empresas caucheras (Caucho San Pedro y Procaucho) y dos reforestadoras (El Indio y La Gironda) asentadas en el Urabá antioqueño en las que tuvo participación activa Jairo Rendón Herrera, alias ‘Germán Monsalve’,  hermano del excomandante del Bloque Elmer Cárdenas y de alias ‘Don Mario, y el exgerente del Fondo Ganadero de Córdoba, Benito Osorio Villadiego.

Al respecto, VerdadAbierta.com afirmó que “las actas registradas por la compañía a principios del 2006, se infiere que Restrepo hizo un fuerte lobby para que Incuagro apoyara los proyectos del Urabá”.

Restrepo Uribe cuestiona el “sentido” de esa afirmación, pues, según ella, la hace ver como si fuera “lobista” del Bloque Elmer Cárdenas. “Yo he repetido esto en infinidad de ocasiones: no conocí ni favorecí paramilitares, conocí desmovilizados, y soy una convencida de que todo el mundo en la vida merece una segunda oportunidad. Y si ellos decidieron tener una nueva vida, mi responsabilidad era sacarlos adelante”. Y justamente ese propósito la llevó a Incuagro.

“Estuve desde 2003 hasta diciembre de 2007 en la junta de esa entidad”, afirma y reitera la idea de que no le parecía malo trabajar por los desmovilizados. “Esa era mi responsabilidad y créame que no mucha gente trabaja por ellos con entrega, cariño y convicción. Primero, porque a la gente le daba miedo verse involucrada en ese tema; y segundo, porque le daba pereza. No había mucha gente en el Gobierno que se le midiera a ese trabajo”.

Según cuenta, comenzó a buscar proyectos que ya estaban ejecutándose con el fin de integrar a los desmovilizados. Fue así como llegó a dos procesos de Incuagro: las reforestadoras El Indio y La Gironda. “La idea era que vieran trabajos en desarrollo para que no se desanimaran”, dice Restrepo Uribe. “Confieso que me enamoré de ese proceso y el reto mío era sacar a esos muchachos de la guerra, evitar que reincidieran y mantenerlos en la cultura de la legalidad”.

Piedra de escándalo

Uno de los temas que la ex funcionaria rechazó con más ahínco fue el de sus supuestos nexos con paramilitares liderados por Daniel Rendón Herrera, alias ‘don Mario’, hermano de alias ‘El Alemán’. VerdadAbierta.com hizo referencia a la publicación realizada por la revista Cambio en su edición N. 791, en la que se sugirieron tres situaciones en contra de la exfuncionaria: su cercanía con el empresario Juan Felipe Sierra Fernández y el general Marco Antonio Pedreros, sancionados por sus nexos con alias ‘Don Mario’; su aparente oposición a la labor de la Policía Antinarcóticos en algunas áreas de Antioquia donde al parecer hacía presencia alias ‘Don Mario’; y el supuesto otorgamiento de un contrato a Asocomun, una organización liderada por alias ‘Germán Monsalve’.

Las relaciones de Restrepo Uribe con Sierra Fernández y Pedreros fueron establecidas a través de una interceptación telefónica realizada, según Cambio, el 28 de julio de 2008, en desarrollo de una investigación para establecer los nexos de este empresario con la cúpula del grupo armado liderado por alias ‘Don Mario’. Parte del diálogo fue publicado por la revista y en él participan además el alto oficial de la Policía Nacional y el entonces director encargado de fiscalías de Medellín, Guillermo Valencia Cossio, quienes fueron acusados y sancionados por sus nexos con los nuevos paramilitares.

De acuerdo con la revista Cambio, la llamada la hacen desde el celular del general Pedreros, quien le dice a Restrepo Uribe que está almorzando con Sierra Fernández y Valencia Cossio, y aprovecha para proponerle un encuentro en el Bajo Cauca; luego le pasa a Valencia Cossio; y finalmente habla con Sierra Fernández, quien le pregunta: «Vicky, ¿y vos por qué sos amiga de este perro h.p. de Valencia Cossio junior?». Ella responde: “Yo no lo conozco a él, conozco a Ramiro y a Fabio”. De nuevo habla el empresario y le dice: “Ah no, conoces a los importantes, a este perro jamás te lo presentaré”. Ella se ríe y su amigo habla de nuevo: “Vos estás para gente importante… Este no”.

A juicio de la exfuncionaria, la conversación interceptada por las autoridades y publicada por ese medio de información no dice nada. Y explicó que conoce al empresario Felipe Sierra desde niño, pues fueron juntos al mismo colegio; y sobre Valencia Cossio dijo que lo conoció ese día por teléfono.

Agregó que con el general Pedreros trabajaba en el desarrollo del programa Antioquia libre de ilícitos y con él tuvo una interlocución constante, pues el oficial era en ese momento (2008) comandante regional de la Policía Nacional y todos los viernes se reunía con él en el Batallón Rifles de Caucasia para analizar el desarrollo de la erradicación de cultivos de hoja de coca. “Y a Valencia Cossio me lo presentó el general Pedreros ese día por teléfono. Yo no lo conocí personalmente”, dijo.

La publicación del 2008 también contiene una corta entrevista realizada a Restrepo Uribe en la que, citando informes de inteligencia, se le preguntó por su supuesta oposición a “la erradicación de cultivos en la zona de influencia de ‘Don Mario’” y a sus enfrentamientos con oficiales de Antinarcóticos.

Restrepo Uribe dijo que no conocía los tales informes de inteligencia citados por Cambio y admite que tampoco los solicitó en el 2008, cuando la revista habló de su existencia. Lo que sí tiene claro es el origen del escándalo y no duda en señalar que en su contra hubo una campaña de desprestigio por parte de la cúpula de la Policía Antinarcóticos de la época, dirigida por el brigadier general Álvaro Caro Meléndez
 
“Le voy a explicar este episodio. Estábamos ejecutando el programa Antioquia libre de ilícitos en el Bajo Cauca y más o menos el 80 por ciento de toda la fuerza móvil del grupo de erradicación la concentramos en esa zona. Esa tarea nos llevó a Anorí y resulta que varios erradicadores murieron por una mina antipersonal. Fue un episodio muy doloroso. Hubo una reunión con la Policía, con el Ministerio, y decidimos seguir erradicando”.

Más o menos a los 20 días, continúa la ex funcionaria, “entró un infiltrado al campamento de erradicación y desde muy cerca disparó y mató a un capitán de la Policía Antinarcóticos. Al otro día viajamos a Caucasia el general Caro y yo. En el aeropuerto me dijo que iban a retirar la tropa del lugar y a correrla unos 21 kilómetros. Yo me opuse y le dije; me da pena con usted, pero hace unas semanas murieron unos erradicadores y aquí seguimos, hoy muere el capitán y con todo el dolor en el alma quedémonos, no nos vayamos, no nos pueden sacar de aquí”.

En medio de la discusión, Restrepo Uribe le dijo al oficial que valía tanto la vida de los erradicadores como la del capitán y le preguntó: “¿Y por qué el día que murieron los erradicadores no nos fuimos?”. Según ella, la pregunta le molestó a Caro Meléndez y le contestó: “En el tema de estrategia usted no se mete, porque usted no sabe de estrategia, de estrategia sé yo”. Al final, prevaleció la decisión del uniformado y mantuvo la decisión de mover las tropas y el grupo de erradicadores los 21 kilómetros propuestos.

La ex funcionaria narra que para mantener la seguridad en las zonas de erradicación en Anorí le solicitó ayuda al Ejército Nacional, comandado en esa época por el general Fredy Padilla de León. “Llamé al General y le dije que la Policía se iba a ir del lugar; entonces le pedí que no me dejara sola y me enviara tropas para cuidar los erradicadores. Yo no los muevo si usted me garantiza la seguridad, le dije”.

El problema que vino después fue mayúsculo, según relata Restrepo Uribe, pues el tema de fue de conocimiento del Ministro de Defensa y del presidente Uribe, quien citó a la alta oficialidad para tratar el tema, pues estaba muy molesto con el asunto. “La reunión fue muy fuerte, muy dura. Cuando se acabó, el general Naranjo me abordó y me dijo: ‘Viste lo que armaste’. Yo le respondí, lo que armaron ustedes, porque primero, yo no llamé al Presidente, yo pedí ayuda del Ejército, y segundo, ustedes le mienten, porque ustedes sí se retiraron. Caro quedó furioso conmigo”.

Todo la ha llevado a concluir que este episodio le generó una respuesta de desprestigio que se refleja en la publicación de la revista Cambio. “Yo sé que a partir de esa pelea con Caro hubo una campaña, pero no puedo decir que al interior de la institución porque sería absolutamente injusta, pero que tuvieron la voluntad de hacer un desprestigio a mi labor a partir de esa pelea, estoy totalmente segura”.

Finalmente dijo que señalarla de oponerse a la erradicación es una falsedad, pues, tal como lo advierte, “los cultivos ilícitos se redujeron ostensiblemente, y se lo digo con toda la humildad del caso, cuando yo estuve al frente del programa. A mí nadie me puede decir que yo me opuse a eso”.

No sabía quién era ‘Germán Monsalve’

En la extensa investigación de VerdadAbierta.com se hizo una corta referencia a una asociación campesina de Urabá conocida como Asocomun, que era liderada por Jairo de Jesús Rendón Herrera, alias ‘Germán Monsalve’, hermano de Fredy y Daniel.

Para el año 2008, un informe judicial estableció que esa organización llegó a “la región de Tulapa e inició una labor social comunitaria para la erradicación manual de cultivos ilícitos y la generación de alternativas económicas y sociales”. Se la describió como “una asociación de juntas de acción comunal liderada por el Bloque Elmer Cárdenas, por cuya vía se quiso controlar el Proyecto de Familias Guardabosques para la erradicación manual de cultivosilícitos”. Además, se constató que ‘Germán Monsalve’, su promotor, era “el tercero en la línea de mando de los Rendón Herrera y el encargado de legalizar sus negocios”.

Se dijo también en ese artículo que Asocomun había recibido un contrato del Programa contra Cultivos Ilícitos (PCI) por 467 millones de pesos con el fin de hacer un acompañamiento social al Programa de Familias Guardabosques que se estaba desarrollando en esa región agroindustrial de Antioquia.

Cuenta Restrepo Uribe que conoció a alias ‘Germán Monsalve’ en 2004, cuando ella llegó a la zona con el propósito de potenciar el programa Familias Guardabosques, que ya estaba en ejecución. “A él lo conocí ese año como un líder social de la zona. Yo no sabía que era hermano de ‘El Alemán’. Eso lo supe mucho tiempo después”.

¿Y cómo llegó Asocomun a ese programa? La ex funcionaria afirma que la Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional (Acción Social) invitó a cinco entidades de la región para que hicieran una oferta con el fin de hacer un acompañamiento social al programa de Familias Guardabosques. Una de las invitadas a participar fue una unión temporal ente Asocomun y la Universidad Autónoma de Manizales. Al calificar los términos de referencia exigidos, los técnicos decidieron darle el contrato a esta última.

“Yo no busqué a Asocomun, tampoco participé en la calificación de las propuestas y muchos menos le di un contrato. La invitación la hizo Acción Social, en ese momento dirigido por Luis Alfonso Hoyos (ex embajador de Colombia en la OEA y nombrado director del Sena por el presidente Juan Manuel Santos), y el contrato lo firmó el representante legal de esa unión temporal, el rector de la Universidad, Francisco Cesar Vallejo”, explica Restrepo Uribe.

La ex funcionaria precisa que fue en desarrollo de ese contrato que conoció a alias ‘Germán Monsalve’ y que una vez escuchó rumores sobre su pertenencia a grupos paramilitares del Urabá antioqueño comenzó a preocuparse. Tal inquietud la llevó a enviar tres solicitudes de información a las autoridades en los años 2004, 2005 y 2008. En todas ellas la respuesta fue negativa: “Siempre dijeron que no registraban anotaciones en su contra ni tenían antecedentes de él. Mi tranquilidad es que siempre le pregunté a la Policía”.

“Lo que hice en mi paso por el gobierno nacional durante el gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez fue con amor, entrega, sacrificio y, ante todo, con mucha rectitud. Nadie puede decir que hice las cosas mal hechas”, finaliza Restrepo.