Miembros del Batallón Malagana fueron cómplices de ‘paras’ en Mampuján

En el incidente de reparación de Mampuján, ‘Juancho Dique’ y ‘Diego Vecino’ revelaron que oficiales de Infantería de Marina colaboraron con los ‘paras’ en la masacre de 11 campesinos en Las Brisas. 

‘Diego Vecino’ y ‘Juancho Dique’ le dijeron a sus vícitimas que oficiales de Infantería de Marina colaboraron en la masacre de Mampuján. Foto: Jose Luis Cubillos de Fiscalía.


Reparación histórica en Mampuján

En la tercera jornada del incidente de reparación por la masacre y el desplazamiento de Mampuján el 10 y el 11 de marzo de 2000, las víctimas le preguntaron con insistencia a Úber Enrique Bánquez Martínez, alias ‘Juancho Dique’ y a Edward Cobos Téllez, alias ‘Diego Vecino’, quién estaba detrás de su tragedia.

Los dos ex jefes del Bloque Héroes de los Montes de María reiteraron en varias oportunidades que hubo fuerte complicidad entre los ‘paras’ y oficiales del Batallón de Fusileros de Infantería de Marina No. 3 con sede en Malagana.

‘Juancho Dique’ dijo que la orden de arremeter contra Mampuján venía de la oficina de inteligencia de la base de Malagana. También recordó que él tenía una lista con centenares de nombres y números de cédulas de presuntos guerrilleros que les había pasado el Ejército para que los ‘paras’ los identificaran y los asesinaran en sus operativos.

‘Juancho Dique’ añadió que ‘Rodrigo Mercado Peluffo, alias ‘Cadena, jefe asesinado del Bloque Héroes de los Montes de María, coordinó la llegada y la salida de los paramilitares a Mampuján con la fuerza pública. Dijo que, después de asesinar a 11 personas en la vereda Las Brisas y amenazar a todo el pueblo de Mampuján que si no se iban el día siguiente «los mataban como perros», las autodefensas salieron en varios camiones por la carretera que comunica a Sincelejo y Cartagena. ‘Cadena’ y sus hombres pasaron sin ningún problema por San Juan Nepomuceno, San Cayetano y Malagana, donde queda el batallón y donde también hay estación de Policía.

Los ‘paras’ incluso tuvieron tiempo para parar a tomar agua y gaseosa en El Viso, un lugar muy visible donde se hay muchas tiendas y pequeños comercios sobre la troncal entre Cartagena y Sincelejo.

Aunque aseguró no haber participado de forma directa en la masacre, ‘Diego Vecino’ dijo que los oficiales del Ejército mandaron a hacer el operativo ya que estaban “afanados porque la guerrilla les hacía retenes y pescas milagrosas a uno o dos kilómetros del batallón, por eso se aliaron con la organización”.

A pesar de que las víctimas preguntaron varias veces por los nombres de los oficiales que colaboraron con las autodefensas, los dos ex paramilitares  no identificaron a ninguno. ‘Juancho Dique’ dijo que entregaría una lista a la Fiscalía, pero que frente al público era peligroso para él.
‘Diego Vecino’ agregó que “en Mampuján no me queda duda que hubo complicidad de la base de Malagana”.

Para que no le quedaran dudas a las víctimas sobre la responsabilidad de algunos oficiales del Batallón de Malagana, los dos ex paramilitares señalaron que el Ejército fue el principal beneficiado de las masacres y los desplazamientos en los Montes de María ya que así le mostraron resultados al gobierno. También dijeron que sectores económicos y políticos, aunque no precisaron cuáles, tenían intereses en esas masacres.

Ante estas declaraciones, la Fiscal del caso dijo que ya se compulsaron copias para que se investigue a los militares que operaban en el año 2000, en la base militar de Malagana, con el fin de establecer su presunta responsabilidad en estos hechos.

“Efectivamente lo que tiene que ver con las personas que laboraron en el batallón de Malagana se han compulsado las copias respectivas ante la Fiscalía General de la Nación para que investiguen el hecho”, señaló la Fiscal.

Las víctimas también aprovecharon este espacio para interrogar los dos ex jefes paramilitares sobre qué personas guiaron las autodefensas y quién se escondió detrás de un pasamontañas para señalar los presuntos guerrilleros en Mampuján.

‘Juancho Dique’ negó la presencia de un informante con pasamontañas, pues dijo que “fue al azar que matamos esa gente”. Sin embargo no quedaron satisfechas con sus respuestas evasivas. Él adujo que estaba siguiendo órdenes y que no supo cómo se planeó la masacre: “Si yo no cumplía la orden de ‘Cadena’, terminaba como un positivo de la Infantería de Marina”.

Las víctimas también se opusieron a la versión de ‘Juancho Dique’ que dijo que quince días antes de la arremetida en la vereda Las Brisas, donde asesinaron a 11 campesinos, había una base de la guerrilla. Le dijeron a los dos paramilitares que lo más importante para ellos era que no los señalaran más como guerrilleros y que pudieran limpiar sus nombres de cualquier estigma. Cómo dijo una de las víctimas: “En Mampuján no sabemos cómo se matan personas”.

La audiencia también fue la oportunidad para que las víctimas confrontaran directamente a dos de los principales responsables de su tragedia.

Una de las víctimas les dijo que “Mataron a mi padre el día del cumpleaños de mi abuela. Ahora todos los 11 de marzo de regalo ella va a visitar la tumba de su hijo. Nosotros no los perdonamos. ”.

Sin embrago la mayoría de sobrevivientes de Mampuján, comunidad donde hay muchos cristianos evangélicos, decidieron perdonar a ‘Juancho Dique’ y a ‘Diego Vecino’.

Una de las víctimas abrazó a los dos ex paramilitares y les entregó dos biblias cómo símbolo de perdón y reconciliación. El campesino se sentó frente a ‘Juancho Dique’ y a ‘Diego Vecino’ y les dijo: “Vine muy fuerte a verles las caras, me causa mucho dolor y confusión. No entiendo que tenían en la cabeza cuando cometieron ese crimen. En mi tierra no le apostamos a más guerra, el que está enfermo es el que no puede perdonar”.