Ciro Ramírez y la ‘parapolítica’ en Boyacá

La Corte Suprema de Justicia condenó al exsenador Ciro Ramírez a siete años y seis meses de cárcel por nexos con grupos paramilitares.

Ciro Ramírez, ex senador de Boyacá.

Fiscalía llama a juicio a ex senador Ciro Ramírez por narcotráfico
El senador y los narcos (Semana)
El senador Ciro Ramírez en la mira de la juscticia por sus conversaciones con la mafia(Semana)
Conversación entre Ciro Ramírez y ‘Mi Sangre'(Semana)
El poder de Ciro (Semana)
¿Se cae una de las pruebas contra el ex congresista Ciro Ramírez por parapolítica

Según el fallo de la Corte, el ex senador fue hallado culpable de los delitos de concierto para delinquir y promoción de grupos paramilitares. El alto tribunal responsabilizó al dirigente conservador de aliarse con paramilitares del Bloque Central Bolívar para llegar al congreso en 2002 (Ver Sentencia).

Además, la Sala Penal de la Corte le impuso una multa al ex funcionario de 6.500 salarios mínimos mensuales, equivalentes a más de 3.400 millones de pesos.

La decisión de la Corte, se apoyó, entre otras pruebas, en investigaciones realizadas por la Fiscalía en las que se encontraron conversaciones y grabaciones que vinculan a Ramírez Pinzón con alias ‘Mi Sangre’, desmovilizado del Bloque Central Bolívar y con el narcotraficante Gilverto Saavedra, alias ‘El Doctor’, cercano a los ‘Mellizos’ Mejía Múnera.

El ex senador Ramírez ya había sido acusado por un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia por el delito de concierto para delinquir agravado con fines de narcotráfico y de promoción de grupos al margen de la ley.

Ciro Ramírez fue vinculado con la ‘parapolítica’ en febrero de 2007, cuando la Fiscalía General de la Nación compulsó copias a la Corte Suprema de Justicia para iniciar la investigación en contra del entonces senador, por sus presuntos nexos con grupos paramilitares, en especial con el narcotraficante Henry de Jesús Londoño, alias ‘Mi Sangre’.

El ex congresista fue capturado en febrero de 2008 y tres meses después decidió renunciar a su fuero argumentando que buscaría mejores garantías procesales en la Fiscalía. Por esta razón, un fiscal delegado ante la Corte asumió la investigación y para abril de este año, Ramírez fue llamado a juicio. 

En septiembre de 2009, el Juzgado PrimeroPenal del Circuito Especializado de Bogotá decidió trasladar nuevamente a instancia de la Corte Suprema de Justicia el expediente del caso contra Ramírez.

El recuento del caso de Ciro Ramírez

En abril de 2009, el vice fiscal general de la nación, Guillermo Mendoza Diago, ratificó la acusación contra el ex senador Ciro Ramírez y lo llamó a juicio tras conocer las conversaciones entre el ex congresista y Henry López Londoño alias de ‘Mi Sangre’.

La conversación con alias ‘Mi Sangre’ no fue la única que sostuvo el ex senador con narcotraficantes.

En 2006, la revista Semana tuvo acceso a varias horas de grabaciones efectuadas, entre abril y septiembre de 2005, por organismos de inteligencia antinarcóticos extranjeros en los que el nombre del político aparece en conversaciones que sostienen varios narcotraficantes y delincuentes. «La operación se diseñó para perseguir y arrestar una gigantesca banda de narcotraficantes vinculados con paramilitares, la cual actuaba en cinco países.

Nuestra sorpresa fue muy grande cuando, durante los controles electrónicos a los teléfonos de los narcos, empezamos a oír que mencionaban al senador Ciro Ramírez. Lo más desconcertante fue cuando empezamos a oír al propio senador conversando con los narcos», dijo en ese entonces a Semana un agente de una de las agencias antidrogas que participaron en la investigación.

En una ocasión el ex paramilitar ‘Diego Rivera’ habló de supuestos vínculos del Bloque Centauros y las Auc con políticos. Según el ex paramilitar, el ex presidente del Congreso, Ciro Ramírez, se reunió con ‘Mi Sangre’ a finales de noviembre de 2000 en la Urbanización Yerbabuena, al lado del Castillo de Marroquín, sabiendo que éste era enviado de Miguel Arroyave.

Según ‘Diego Rivera’, Ramírez fue quien empezó a “tocar a los diferentes congresistas”. Agregó que en una ocasión, otro paramilitar le dijo que “Ciro iba a ser la persona que nos iba a abrir las puertas ante el Congreso”.

Ciro Ramírez nació en Moniquirá, Boyacá, y ha tenido una larga carrera como funcionario público. Fue diputado de la Asamblea de Boyacá y en tres ocasiones alcanzó la curul para representar a su departamento en la Cámara. Fue senador en tres periodos consecutivos y en una ocasión alcanzó a ser el vicepresidente del Senado. También ha sido presidente del Directorio Nacional Conservador, partido en el cual ha recibido varias distinciones.