Jorge Noguera lo niega todo

Durante la primera audiencia, el ex director del DAS, Jorge Noguera, se defendió de las acusaciones que lo relacionan con el Bloque Norte de las AUC y calificó como falsas las denuncias hechas por el ex jefe de informática del DAS y testigo clave de la parapolítica, Rafael García.

Ante los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, Jorge Noguera Cotes, ex director del DAS se declaró inocente de los cargos en su contra por sus presuntos nexos con el ex jefe paramilitar ‘Jorge 40’ y por su presunta participación en el homicidio detres personas.


Jorge Noguera ex director del DAS. Foto Semana

Mancuso señala a ex subdirector del DAS
La conexión DAS-AUC (Semana.com)
Capturan a Jorge Noguera, ex director del DAS
El fiscal Iguarán acusa a Jorge Noguera
El ventilador de Rafael García

Noguera calificó como falsas todas las acusaciones hechas en su contra por el ex jefe de informática del DAS, Rafael García, quien en varias versiones libres ante la Fiscalía y Corte Suprema, señaló a Noguera de ser el enlace del Bloque Norte en del DAS, y el responsable de filtrar información de inteligencia a los paramilitares, lo cual derivó en la muerte de tres personas.

Noguera aceptó haber nombrado a García como jefe de informática del DAS ya que era un hombre de su “entera confianza” y había trabajado con él anteriormente.

Sin embargo, negó conocer de los nexos de García con los paramilitares en el momento en que lo nombró, y aseguró que las acusaciones en su contra son una venganza personal de García, ya que fue Noguera quien lolas denuncias hechas por García denunció públicamente de estar delinquiendo desde el DAS.

“Es una campaña de desprestigio de García en mi contra porque fui yo quien lo acusó y lo puso preso” aseguró Noguera Cotes en audiencia.

Noguera también desmintió las declaraciones de García y de otros testigos que lo acusan de haber creado el denominado ‘G-3’, un grupo presuntamente formado al interior del DAS para rastrear e interceptar telefónicamente a opositores del Gobierno, sindicalista, periodistas y defensores de derechos humanos. Por este caso, la Fiscalía llamó a juicio la semana pasada al ex subdirector del DAS, José Miguel Narváez.

Sobre Narváez, Noguera aseguró que fue propuesto para el cargo de subdirector por sugerencia del presidente Uribe.

Noguera hizo referencia al presidente Uribe al revelar que desde la dirección del DAS se enviaban reportes hacia Presidencia sobre la actividad sindical en las diferentes regiones del país. Sin embargo, según Noguera, el envío de estos informes era una de las funciones regulares del DAS y tenía como propósito evitar cualquier tipo de alteración del orden público.

Rafael García y la defensa de Noguera

Durante la audiencia, los magistrados de la Corte Suprema citaron las distintas declaraciones hechas por Rafael García.   Noguera dijo que la declaraciones de García eran «contradictorias e inverosímiles».

De acuerdo con lasdeclaraciones de García, Álvaro Pupo Castro (primo hermano de ‘Jorge 40’) visitó en varias oportunidades a Noguera en su oficina, puesto que era el enlace de Noguera con el Bloque Norte de las AUC. El ex director del DAS aseguró que durante su administración sí recibió visitas de Pupo Castro, pero que en ese momento no sabía de los vínculos familiares de Pupo con el paramilitar y que los asuntos que trataron en esas reuniones no tenían relación con los paramilitares.

García también acusó a Noguera de haberse reunido en repetidas oportunidades con los ex jefes paramilitares ‘Jorge 40’, Salvatore Mancuso y Hernán Giraldo. Según García, una de las reuniones con ‘Jorge 40’ tuvo el propósito de coordinar la elección del candidato a la Gobernación de Magdalena, José Fernández Castro en 2003.  Noguera aseguró que las reuniones con los paramilitares siempre fueron oficiales, pues estaba desarrollándose el proceso de desmovilización de las AUC.

García acusó a Jorge Noguera de haber pasado listas al Bloque Norte de las AUC con el nombre de sindicalistas y personajes de izquierda contra quienes se inició una campaña de exterminio que terminó con la vida de Alfredo Correa de Andreis, Zully Codina y Fernando Pisciotti. Sin embargo, según Noguera,  esas listas nunca existieron y García se contradice en cada una de sus versiones, confundiendo las personas involucradas y la forma como supuestamente Noguera habría participado en la elaboración de tales listas.

La audiencia contra Noguera continuará hasta el próximo jueves.  Entre los testimonios que espera la Corte Suprema está el de los ex jefes paramilitares Salvatore Mancuso y ‘Jorge 40’, así como el de otro ex director del DAS, Andrés Peñate.

Los cargos contra Noguera

El primer cargo es el de concierto para delinquir por sus presuntos vínculos  con jefes y miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). De acuerdo con la acusación de la Fiscalía de abril de este año, existe una amplia colección de órdenes e instrucciones impartidas por Noguera a sus principales subalternos con el propósito expreso de ayudar y proteger a jefes paramilitares como Hernán Giraldo y Rodrigo Tobar Pupo, alias ‘Jorge 40’, ambos extraditados a Estados Unidos.

Frente a este cargo, se incluyen también las declaraciones aportadas por el ex jefe de informática del DAS, Rafael García, quien le dijo a la Fiscalía que Noguera había puesto al DAS al servicio de ‘Jorge 40’ y Hernán Giraldo desde el inicio de su gestión en 2002. Describió varios encuentros clandestinos del director del DAS con esos jefes paramilitares -la Procuraduría confirmó por lo menos 10- y visitas de personas cercanas a las AUC a la sede principal en Paloquemao para obtener información confidencial.

El segundo cargo en contra de Jorge Noguera está relacionado con los homicidios del sociólogo Alfredo Correa D’Andreis, Zully Esther Codina y Fernando Pisciotti. Dice la Fiscalía que Noguera le suministró a los paramilitares los nombres de sindicalistas y profesores universitarios que luego fueron asesinados. Uno de los casos más documentados en el escrito de acusación es del sociólogo y profesor universitario Alfredo Correa D’Andreis a quien el DAS primero capturó e intentó montarle un caso por presuntos vínculos con la guerrilla, y luego tuvo que liberar por falta de pruebas a mediados de 2004. Además le hizo un intenso trabajo de inteligencia, como lo ponen en evidencia los múltiples registros que se hallaron sobre él en las bases de datos de la institución.

En septiembre de 2004 fue asesinado en Barranquilla. El crimen conmocionó toda la Costa Caribe en donde a Correa D’Andreis se le reconocía ampliamente como hombre bueno y un investigador reputado, además de un defensor de los derechos humanos. El jefe paramilitar desmovilizado, alias ‘Don Antonio’, en cuyo computador se encontraron los listados de negros de líderes sindicales y sociales que iban a asesinar en la Costa Caribe, ha aceptado ser autor del asesinato de Correa.

El tercer y cuarto cargo contra Noguera Cotes hacen referencia a los delitos de abuso de autoridad y mala utilización de asuntos de reserva. Se acusa a Noguera de haber utilizado su cargo como director del DAS para presuntamente favorecer  intereses de paramilitares y narcotraficantes.

Como pruebas la Fiscalía presentó el testimonio de Sigifredo Puentes, un curtido detective del DAS, quien dijo que Noguera había filtrado información a Hernán Giraldo, viejo jefe paramilitar en la Sierra Nevada, sobre una operación de la unidad de lavado de activos en su contra. El ex detective agregó que, recién posesionado, Noguera paró una investigación sobre narcotráfico que involucraba a familiares y amigos. Puentes fue relevado de su cargo y obligado a renunciar. No fue el único que perdió su puesto por denunciar las irregularidades en el DAS.

Finalmente, el último cargo contra Noguera hace referencia al delitos de eliminación, alteración y supresión de documento público y relaciona al ex director del DAS con complicidad con el mismo Rafael García, pues se le acusa de que juntos borraron antecedentes de narcotraficantes y paramilitares. García fue condenado por este hecho, pero dijo que obedecía órdenes de Noguera.

Tags: Jorge Noguera, Jorge 40, Alfredo Correa D’Andreis