Yolanda Paternina, fiscal asesinada

Fiscal Segunda Especializada en Sincelejo, Sucre, estaba investigando la masacre de Chengue, entre muchos otros casos peligrosos y pidiendo un traslado ugente, cuando dos sicarios la acribillaron en 2001. 


Yolanda Paternina, fiscal en Sincelejo, fue asesinada en agosto del 2001 por investigar la masacre deChengue.

Yolanda Paternina nació en Montería el 25 de septiembre de 1956. Estudió en el colegio la Sagrada Familia de Montería y se graduó de Derecho en la universidad de Cartagena.

Su primer trabajo fue en la Procuraduría de Montería. De allí pasó a Cartagena donde fue juez 19 especializada penal del circuito y después la designaron fiscal especializada en Sincelejo.

Yolanda se casó a los 27 años y tuvo dos hijos, Nelson y Kethy Yolanda. Cuando la asesinaron Yolanda era madre cabeza de familia y sus dos hijos todavía dependían de ella. Su hija tuvo que dejar de estudiar y Nelson sólo se pudo graduar gracias a un seguro que le dio la Fiscalía a raíz del homicidio.

A principios de 2001 la fiscal Yolanda Paternina, que estaba por cumplir 50 años, ejercía en Sucre su profesión con una dedicación especial. “Era una mujer inteligentísima, que no se doblegaba ante nada ni ante nadie», cuenta su madre.

El 17 de enero de 2001 ocurrió la espeluznante masacre de Chengue, un caserío sucreño, en la que cayeron asesinados 28 campesinos, incluidos viejos y niños, luego de sufrir vejámenes y torturas. Los paramilitares, al mando de Rodrigo Antonio Mercado Pelufo, alias ‘Cadena’, quizás el más cruel y siniestro jefe paramilitar, fueron los autores.

Paternina comenzó su investigación con el rigor de siempre, Pronto relacionó a ‘Cadena’, con la masacre e incluso ordenó el allanamiento de la finca El Palmar, desde donde habrían salido los 200 paramilitares que cometieron el crimen. La recia fiscal también coordinó varios operativos con la Armada para capturarlo.

Sin embargo, pronto empezó a recibir graves amenazas contra su vida. Por más de seis meses estuvo pidiéndole al Fiscal General de la época, Luis Camilo Osorio, un traslado a otra ciudad y mayor seguridad.

Según dijo en una carta su despacho de junio de 2001: “Sufro lo indecible. He pasado noches pegada a una ventana. Me asalta el temor de que se entren a la casa para matarme”.

Finalmente, después de clamar durante meses porque sentía la muerte cerca,  Paternina fue asesinada por dos sicarios el 29 de agosto del 2001 frente a su casa en el barrio Laford en Sincelejo, Sucre. Ese día su escolta se ausentó por enfermedad.

La muerte de la fiscal causó el efecto deseado por sus asesinos, que por muchos años nadie se atreviera a preguntar sobre las atrocidades de Chengue y otras cometidas por los entonces todopoderosos paramilitares en esa región; que la justicia colombiana no pudiera capturarlos y condenarlos y de paso, frenar su gesta de terror en Sucre. Después de la muerte de Yolanda Paternina dos técnicos del CTI relacionados con la investigación fueron asesinados.

La justicia

Desde el momento del crimen, todas las pistas indicaron que el culpable de la muerte de Yolanda Paternina era ‘Cadena’, pero sólo julio de 2007 la justicia lo condenó a 37 años y nueve meses de prisión, pero ya era demasiado tarde. El ex jefe ‘para’ ya había desaparecido hacía dos años de Santafé de Ralito, Córdoba, mientras gobierno y Auc negociaban la desmovilización. Se cree que fue asesinado por sus pares, pero el cadáver de este jefe del Bloque Héroes de los Montes de María no ha sido ubicado.
 
Los familiares de Paternina también demandaron al Estado ante el Tribunal Superior de Sincelejo por no darle la seguridad adecuada. Pero el juez aún no ha fallado.

Los familiares de la víctima sostienen que el entonces Fiscal Luis Camilo Osorio le retiró la protección y el vehículo. Hay incluso un registro de seis cartas que Paternina le mandó a sus superiores en Sincelejo y Bogotá advirtiendo el peligro que corría por sus investigaciones (Ver artículo de Cambio: “Fiscal Yolanda Paternina había advertido sobre amenazas días antes de su asesinato”).

La verdad

En mayo de 2009 el desmovilizado del Bloque Héroes de los Montes de María, Yairsiño Meza Mercado, alias ‘El Gato’, declaró en versión libre que había sido uno de los asesinos de Yolanda Paternina. Confesó que el crimen se planeó porque la fiscal presionaba las acciones de ‘Cadena’. Reveló además complicidades en la Fiscalía y en el DAS para planear el homicidio.

En su versión libre en julio de 2009,  Edwar Cobo Téllez, alias ‘Diego Vecino’, comandante del Bloque Bloque Héroes de los Montes de María, confirmó que el crimen fue ordenado por ‘Cadena’ por que Yolanda Paternina era un estorbo para las Auc. Según ‘Diego Vecino’, ‘Cadena’ percibía que la fiscal Paternina tenía una persecución especial contra los grupos de las Auc, y en particular contra su familia.

Sin embargo, todo apunta a que ‘Diego Vecino’, quién ha negado su participación en el crimen, tuvo mucho más que ver en el asesinato de la fiscal Paternina. «Vecino llegó a decir que se enteró de la orden de matar a Yolanda en Ralito y eso es mentira», dice alguien que conoce bien este proceso. «Vecino se enteró el mismo día en que ‘Cadena’ le dio la orden a ‘El Gato’. Hay que solicitar que saquen a ‘Vecino’ de Justicia y Paz porque le miente al país”.

La reparación
 
Salvo el pago de un seguro de la Fiscalía, la familia de Paternina no ha recibido nada. La condena de ‘Cadena’ por el asesinato lo obliga a pagar 400 salarios mínimos, pero como está desparecido la familia no ha recibido nada.

Los familiares demandaron al Estado y solicitaron la reparación administrativa, pero hasta ahora no tienen ni condena ni indemnización.