Las conexiones de Miguel Nule Amín y los ‘paras’ de Sucre

Con base en testimonios de Salvatore Mancuso y ‘Juancho Dique’ en Justicia y Paz, la Fiscalía investiga nuevamente al ex gobernador de Sucre por la masacre de Macayepo.

  
Miguel Nule Amín, ganadero y exgobernador de Sucre. Foto: Semana.

Las verdades del conflicto paramilitar en los Montes de María
 

Las autoridades migratorias detuvieron el pasado sábado en el aeropuerto de Cartagena a Miguel Nule Amín cuando se disponía a viajar a Miami. Al momento de su detención, el exgobernador señaló que la investigación en su contra por la masacre de Macayepo ya había cerrado y lo habían exonerado de los cargos.

Pero lo que no sabía Nule Amín, es que a raíz de las declaraciones de tres exparamilitares ante los fiscales de Justicia y Paz, la Fiscalía de Derechos Humanos libró una orden de captura para que responda por su presunta responsabilidad en el asesinato de 15 campesinos que cometieron las Auc en ese corregimiento de Bolívar en octubre de 2002.

Por esa masacre, el ganadero fue detenido para que rinda indagatoria y aclare por qué varias de sus fincas fueron usadas por los paramilitares, y responda por su presunta responsabilidad en los delitos de desplazamiento forzado, homicidio agravado, concierto para delinquir y hurto calificado y agravado.

De acuerdo con información del diario El Tiempo, entre los exparamilitares que han mencionado el nombre del exgobernador están Salvatore Mancuso, Úber Enrique Banquez, alias ‘Juancho Dique’ y Yairsiño Meza. Este último, según el diario, confesó que días antes de la masacre, “los ‘paras’ acamparon en un sitio conocido como ‘Casa Fantasma’, que era de Miguel Nule”.

Además, Meza también declaró que 800 reses que los paramilitares se robaron en Macayepo fueron llevadas a Las Melenas, finca que fue administrada por alias ‘Diego Vecino’, antes de que ingresara a las Auc y se convirtiera en jefe político del Bloque Héroes de los Montes de María.

Luego de confirmar que la orden de captura estaba vigente, Nule Amín, quien es padre de los procesados Miguel y Manuel Nule por corrupción en obras públicas de Bogotá, fue trasladado a la Sijin de Cartagena. Pero este lunes, fue enviado a Medicina Legal por problemas de salud.

Otro deber dela justicia, más allá de esclarecer la responsabilidad o no del exgobernador en la masacre de Macayepo, es si el exgobernador deberá responder por concierto para delinquir y conformación de grupos ilegales, por otros crímenes que cometieron las Auc en Sucre, puesto que hay varios testimonios y pruebas que lo señalan como uno de los fundadores y patrocinadores de grupos paramilitares en ese departamento.

Los indicios sobre Miguel Nule Amín
Además de los señalamientos hechos por el exparamilitar Meza, Nule Amín también es cuestionado por su presunta participación en el nacimiento de las Auc en el departamento de Sucre.

Durante una versión libre en mayo de 2007 ante fiscales de Justicia y Paz, el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso dijo que asistió a una reunión con Nule Amín en un club de Medellín, donde se habló de llevar las autodefensas a Sucre.

Tiempo después, Mancuso ratificó ante la Corte Suprema ratificó lo dicho por el testigo y exparamilitar Jairo Castillo, alias ‘Pitirri’, quien había declarado que se reunió con el exgobernador  y varias personalidades de Sucre en la finca Las Canarias.

La Finca Las Canarias, de propiedad Miguel Nule Amín, ha sido señalada como la ‘incubadora’ del fenómeno paramilitar en Sucre, porque en 1997 gente prestante de la región se reunió con varios jefes paramilitares para que las Auc incursionaran en el departamento.

{youtube}JMq5MrBcjsI|300|225|true{/youtube}   

En entrevista con VerdadAbierta.com, Edward Cobos Téllez, alias ‘Diego Vecino’, quien fue cercano a Carlos Castaño y se convirtió en el jefe político del grupo paramilitar que delinquió en Sucre y Bolívar, dijo que esa reunión fue convocada por alrededor de 100 empresarios que tenían intereses comerciales en la región y “estaban preocupados por la situación de orden público y el abandono en el que estábamos por parte del Estado”.

‘Diego Vecino’, que para esa época era ganadero y no se había vinculado a las Auc, aseguró que a esa reunión asistieron los jefes paramilitares Salvatore Mancuso y alias ‘Doble Cero’. Entre los asistentes que mencionó el exjefe paramilitar, se encuentran Javier Piedrahíta, Miguel Ángel Nule, Joaquín Garcia, Elías Vélez, Humbertico Guevara Tamara, Jaime Isaac Nadér, Gustavo Vergara Razo, Gustavo Vergara Razola, Ángel Villareal, entre otros.

Esas declaraciones de ‘Diego Vecino’ coinciden con el testimonio de Jairo Castillo Peralta, alias ‘Pitirri’, exparamilitar que fue escolta de Joaquín García y Salvador Arana,  que se convirtió en uno de los testigos clave de la justicia contra la parapolítica en la Costa Caribe.

Alias ‘Pitirri’ fue testigo de múltiples reuniones donde se planearon decenas de crímenes y habló sobre varias reuniones a las que asistieron, entre otros, Salvatore Mancuso, Álvaro García Romero, Víctor Guerra de la Espriella, Salvador Arana y Miguel Nule Amín.

Según un artículo de la revista Semana, que tuvo acceso al testimonio de ‘Pitirri’, esas reuniones contaron con el beneplácito de la Fuerza Pública y en ellas “se estructuró el grupo paramilitar que sembró durante una década el terror en Sucre y al que se le atribuyen las peores matanzas: Chengue, El Salado, Macayepo y Ovejas”.

La Corte Suprema de Justicia le dio validez al testimonio de ‘Pitirri’ y junto con otras pruebas, condenó en febrero de 2010 al exsenador y cacique político sucreño Álvaro García a 40 años de prisión por la masacre de Macayepo y dos crímenes más.

En su sentencia, el Alto Tribunal establece que García asistió a una reunión en la finca Las Canarias de Miguel Nule Amín, en la que se decidió unificar los diferentes grupos de paramilitares y conformar el Bloque Héroes de los Montes de María.

A esa reunión asistieron, según el fallo de la Corte, comandantes de las autodefensas, reconocidos integrantes de la dirigencia política local y acaudalados ganaderos del centro y norte de Sucre.

El nombre de Miguel Nule Amín también está relacionado con la masacre de El Salado, un corregimiento de El Carmen de Bolívar, en donde los paramilitares asesinaron a 60 campesinos durante seis días en febrero de 2000.

Según información de un artículo de la revista Semana, el primer punto que se trató en el consejo de seguridad que se realizó en la Gobernación de Sucre el 18 de febrero, cuando los paramilitares ya habían cometido la masacre y seguían en la región, fue la información del DAS sobre el robo de 500 reses pertenecientes a Miguel Nule Amín y a la esposa del ganadero Joaquín García, en la zona rural de San Onofre.

Tanto el gobernador, Eric Morris, como el senador Álvaro García Romero y el propio Nule Amín le habían pedido a la Armada, según testimonios de los oficiales, que movieran tropas para buscar un ganado que nunca se encontró y de cuyo hurto tampoco hubo denuncia formal. Según el artículo, muchos de estos oficiales piensan que el robo nunca existió y que sólo fue una coartada para desviar la atención de los militares y la Policía.