La acción política

Son muchas las comunidades conscientes de que no podrá superar el conflicto si no ocupan la política y fortalecen el gobierno.

Las comunidades de paz se han declarado neutrales al conflicto armado. Foto Semana

Cuatro de siete de comunas en Barrancabermeja, las más pobres y afectadas por el desplazamiento y la violencia, se declararon Territorios de No Violencia estar unidos, ser autónomos, y preservar la convivencia han rescatado las fiestas, y las tradiciones culturales, publican el periódico Gente Comuna, donde cuentan lo que todos hacen por la paz.

En Apartadó, la gente hastiada de las múltiples violencias que atacaron el Urabá antioqueño desde los ochenta, se formó entre 1995 y 1997 en plena expansión de las fuerzas paramilitares, la Comunidad de Paz San José de Apartadó. Su lema es la neutralidad frente a los actores armados, la solidaridad y la convivencia pacífica. Su batalla ha sido polémica, pues las autoridades han denunciado la alta politización de esta comunidad.

Pero es que como dice María Teresa Muñoz, del Pnud “no se trata de procesos infalibles, son dinámicos, suben, bajan, tienen momentos de desintegración y desencuentro, pero muchos logran permanecer y persistir.”