#ResistiendoEnCuarentena. Abrimos este espacio para que víctimas y comunidades afectadas por el conflicto armado cuenten cuáles son sus necesidades y cómo lidian con la pandemia del Covid-19.

Por Sirley Vanesa Yarce, lideresa de la Comuna 13, de Medellín

Vivo en el barrio Nuevos Conquistadores, de la Comuna 13.  Antes de que todo esto pasara, yo me dedicaba al trabajo independiente y mi esposo al trabajo de la construcción.

A la Comuna 13 llegué cuando era una niña con mi mamá y mis hermanos, desplazados del Bajo Cauca antioqueño.

A pesar de haber sufrido muchos años todo tipo de necesidades, gracias a Dios a mi familia no le ha faltado alimentos en esta cuarentena porque con mi esposo teníamos un ahorro. Sin embargo, he estado muy afectada sicológicamente por la situación en que viven mis vecinos.

Vivo en un barrio donde las familias son muy vulnerables a todo cambio de vida. Por las necesidades que presenta, he decidido compartir un poco del alimento que tengo para mi manutención y la de mi familia.

Mi mamá, que era una lideresa comunitaria, me dejó la enseñanza de que hay que preocuparse por lo que pasa en nuestro entorno, y más cuando las familias más vulnerables son como las de estas comunas. Por eso me he dado a la tarea de reunir ayudas para las familias más vulnerables de la comunidad.

Los días 14 y 15 de abril me di a la tarea de que nos pronunciáramos con un cacerolazo ante las autoridades que les compete dar las ayudas. Eso lo hice con el apoyo de varias familias y la respuesta en todo el barrio fue muy buena, pero no obtuvimos ninguna respuesta y las ayudas siguen sin llegar.

En el momento sigo con el apoyo a la comunidad por medio de atención presencial, dándoles ánimo para seguir con esta situación adelante, ya que nos está cambiando la vida.

Espero que mi historia de vida en esta cuarentena sea vista por personas que nos ayuden, pues hemos tocado puertas en diferentes partes y no hemos tenido ninguna respuesta ni ayuda en esta pandemia.

Espero que en estos momentos de necesidad nos ayuden porque somos una población humilde que quiere seguir adelante con el único propósito de sacar nuestros hijos adelante y brindarles un mejor futuro.