Conceden casa por cárcel a Juan Carlos Martínez

El excongresista, que fue condenado por parapolítica, podrá terminar de cumplir la pena en su casa de Yumbo, Valle del Cauca.

  
Juan Carlos Martínez fue condenado por el delito de concierto para delinquir con paramilitares. Foto Semana

Un juez de ejecución de penas autorizó el traslado de Martínez, luego de que el condenado político interpusiera una tutela, en la que pidió ser trasladado a su casa para poder ocuparse de sus hijos, tras la muerte de su esposa y ser ahora la cabeza de su hogar.

Nelly Bonilla Venté, con quien el ex senador tuvo dos hijos (menores de edad), falleció el pasado 27 de febrero, tras no recuperarse de un trasplante de hígado al que fue sometida.

Según información del diario El Heraldo de Barranquilla, el Inpec autorizó el viaje de Martínez, que en las próximas horas tomará un avión a Cali, donde es esperado en su casa por sus parientes.

El ex congresista fue condenado por la Corte Suprema de Justicia a purgar una pena de siete años y cinco meses de prisión por sus nexos con el Bloque Calima de las Auc. Testimonios del extraditado jefe paramilitar alias ‘HH’, comprometieron al político con su campaña para las elecciones del Congreso de la República en 2002.

Desde que fue capturado en marzo de 2009, Martínez estuvo preso en pabellón de parapolíticos de la cárcel La Picota de Bogotá, en donde protagonizó varios escándalos, como la realización de obras para la ampliación de su celda y una fiesta con numerosos invitados y una orquesta de salsa para celebrar su cumpleaños.

Tras esas conductas, el exsenador fue trasladado a la cárcel El Bosque, ubicada en Barranquilla. Desde ese sitio de reclusión Martínez también fue protagonista de varias polémicas, debido a sus salidas del penal antes de las elecciones regionales del año pasado, que contaron con el aval de un juez de la capital de Atlántico.

En julio del año pasado un juez de ejecución de penas le concedió al exsenador un permiso de libertad por 72 horas cada dos meses. Posteriormente, éste fue retirado por otros magistrados del Tribunal de Barranquilla, quienes consideraron que Martínez no era merecedor del permiso por no haber cumplido la mayor parte de la pena.

La última salida que el excongresista realizó de la cárcel El Bosque fue el 28 de febrero de este año, cuando el Inpec le concedió un permiso de 24 horas para asistir al entierro de su esposa.

En ese momento su abogado interpuso el recurso que hoy lo envía a su casa para terminar de cumplir su sentencia por parapolítica.