Los alarmantes patrones que rodean el asesinato de líderes sociales